Fuimos rescatados y felices (Cave Story: Cámara Sellada)

Juan Rodrigo Urso

Volaba con mi propulsor, descendiendo sin parar.

Llegué con Curly a la Cámara Sellada: mi último rival estaba allí; larga batalla fue; al derrotarlo, escuché una voz misteriosa decir: “Duele, tan duro… ayúdame”.

De pronto, las paredes de la Cámara, llenas de calaveras, se abalanzaron sobre nosotros.

Al borde de ser aplastados, llegó volando Balrog y nos dijo: “¡Agarraos fuerte!”.

Fuimos rescatados y felices.

Anuncios